Categorías

Mejores ventas

» Ver todos los productos

Bloque de Publicidad

Los pueblos más bonitos de España para visitar esta Semana Santa

Los pueblos más bonitos de España para visitar esta Semana Santa

Sin duda las vacaciones de Semana Santa son un momento perfecto para perderse por la geografía de nuestro país y disfrutar tanto de las pecualiaridades como de la gastronomía que ofrece nuestro país, tan rico como diferente en estas cuestiones.

Es por eso que os vamos a recomendar algunos de los pueblos con más encanto de España para visitar estas Pascuas. Eso sí, no olvidéis vuestros productos de parafarmacia imprescindibles para esta Semana Santa, vuestro estómago y vuestros pies os lo agradecerán.

Combarrro (Galicia)

Situado a unos 7 kilómetros de Pontevedra, Combarro da la sensación de que el tiempo se detuvo hace siglos. La fuerza del atlántico ha forjado la orografía de este pintoresco lugar donde perderse por sus calles te mimetiza con el sentimiento de abandono del reloj de los lugareños.

No os podéis perder su casco antíguo, amurallado por estructuras que datan de la Edad Media y que, inexplicamente, han sobrevivido a la erosión del mar.

Arcos de la Frontera (Andalucía)

Sin duda el máximo exponente de la cultura tradicional del sur de España. Se respira Al Andalus por los cuatro costados y cada una de las calles de este pueblo denota historia en sus paredes.

Desde lo alto de su montaña se puede ver el imponente Guadalquivir y desde sus calles empedradas todo son arcos y edificios impolutamente blancos que reúnen todas las características que definen a Andalucía.

Cadaqués (Cataluña)

Sus calles son tan pintorescas como su hijo predilecto, Salvador Dalí. Es uno de los pueblos pescadores que mejor resume la cultura mediterránea y que, a día de hoy, sigue conservando las vastas tradiciones de hace siglos.

Llama la atención su imponente iglesia situada en la cima central y alrededor de la cual se construye el pueblo.

Realmente, Cadaqués parece hecho a la imagen y semejanza de la obra de Dalí. O, quizás, a la inversa.

Frías (Castilla y León)

Efectivamente, el torreon esculpido como si formara parte de la montaña es la razón por la que hay que visitar Frías. Esto además de sus casas colgantes, sus calles medievales, el castillo datado del siglo XI y el foso que lo rodea y su plaza típica de la Edad Media.

Y si te gustan las aventuras fuertes, siempre puedes darte un chapuzón en el río.

Durante la visita esperas constantemente que aparezca el mismísimo Cervantes con Rocinante paseando por las calles.

Hondarríbia (País Vasco)

Por momentos dudarás en saber si estás en España o en Austria. Su característica arquitectura así como los balcones de hierro forjado desatan los flashes de quien la visita, tocando su culmen en el castillo de Carlos V.

Si lo que realmente te gusta es comer, Hondarríbia ofrece (según los lugareños) los mejores pintxos de toda Euskadi.

Alcalá del Júcar (Castilla la Mancha)

Solo apto para princesas ya que Alcalá del Júcar parece construido para desarrollar un cuento de hadas entre sus calles. Y es que este pueblo manchego se ha ido forjando alrededor de su castillo árabe que convive en completa armonía con el puente romano que atraviesa el río del mismo nombre.

Aunque la excursión es corta porque el pueblo es muy pequeño, cada rincón te robará horas de admiración.

¿Algún pueblo que queráis recomendarnos?

Date: 16/03/2016 Comentario0 Views: 1253 Posted on: Noticias

Noticias relacionadas

Comentar